El viaje por la música comenzó hace más de 20 años.

Salo nació en 1989, y cuando tenía solo 6 años empezó a tomar clases en la academia de música La Escala de Bogotá, con la que recorrió Europa y Sudamérica en distintos festivales corales. Esta experiencia le sirvió no solo para reafirmar su vocación y amor por la música, sino que además lo llevó a hacer parte de importantes montajes orquestales y a participar en las temporadas 1998 y 1999 de la Ópera de Colombia.

Luego brilló Wamba

La agrupación musical que en el 2004 puso en evidencia su talento y su buena preparación en La Escala como vocalista de la agrupación durante 10 años. Wamba disparó la carrera artística de Salo, porque además de permitirle ganarse el corazón de miles de colombianos y tres premios Shock, le dio la oportunidad de publicar cuatro discos con varios sencillos que se posicionaron como número uno a nivel nacional, mientras llevaba su talento a las tarimas de Perú, Estados Unidos y Ecuador.

Ahí se fortaleció el compromiso social:

Salo ha mantenido un fuerte compromiso con las causas sociales durante toda su carrera. Por eso, aprovechó su carisma y el éxito de su agrupación para colaborar activamente con el trabajo de organizaciones como Save The Children y Profamilia, con las que recorrió Colombia durante tres años usando la música como medio para enseñar a la población sobre educación sexual y prevención de la violencia.
Y como el talento no puede dejar de cultivarse
A pesar de los incontables compromisos del oficio de la música, la formación profesional de Salo nunca se detuvo y alternó sus obligaciones con estudios de composición, guitarra, técnica vocal y producción musical en importantes instituciones de Colombia y México. Además, realizó el reconocido diplomado Artists Intensive del programa VocalizeU en Los Ángeles, Estados Unidos.

Después de esta travesía llegó Noche de Bodas:

Una canción honesta, que escribió junto a Efra Ardila y Andrés Torres, que refleja su idilio personal como recién casado con la ex reina y presentadora Natalia Valenzuela, y que es tan solo un abrebocas de su más reciente material discográfico grabado en Los Ángeles, California, producido por Andrés Torres, masterizado por Tom Coyne y mezclado por el argentino Sebastián Krys.

El vídeo de Noche de Bodas también se grabó en Los Ángeles bajo la dirección del equipo de Simón Brand. Con este videoclip, Salo buscó contar una historia sincera que transmitiera el mensaje de que el amor es universal y no tiene género; una verdad que defiende firmemente después de dedicar gran parte de su vida a cantarle a este sentimiento.

Un músico renovado que está escribiendo una nueva historia

Salo vive en México D.F. desde el 2013, desde entonces se dedica a hacer música y componer. Trabaja en la producción de su nuevo álbum con la colaboración de los productores Juan Pablo Guzmán, Diego Ortega y Enrique Gómez Lezama y con músicos de la talla de Fernando “Toby” Tobón (Juanes), Rodrigo “Zurdo” Ortega (Ana Torroja), Fabián Flórez, Edwin Ortiz, y Ricardo Narváez (Sanalejo) entre otros mientras disfruta de la buena acogida de Noche de Bodas, la cual fue elegida entre más de 600 canciones para competir por la Gaviota de Plata en el Festival de Viña del Mar 2016.